Ciberseguridad: una industria en busca de la equidad femenina

 
Lun, 05/06/2019 - 12:21
Según datos de la Organización de los Estados Americanos, la participación de la mujer en las carreras de tecnología aún sigue siendo muy baja

La industria tecnológica es una de las más grandes del momento y sin duda está creciendo a pasos acelerados. Los avances que se han logrado a través de estos años han cambiado la forma en la que el mundo pensaba y ha creado un espacio digital donde la data converge entre sí. Gracias a esta revolución digital, los datos se han convertido en el factor clave y de mayor protección tanto a nivel personal como empresarial. Por esto, la materia de ciberseguridad ha experimentado un gran desarrollo. 

Cuando se habla de ciberseguridad se incluyen todos los procesos a nivel de protección que implican cuidar a las empresas de nuevas amenazas digitales que se generen en el ciberespacio. De manera sencilla, la ciberseguridad intenta cuidar los datos y eliminar las brechas en el espacio digital. 

Los datos son lo más importantes que tienen las empresas, llegando a afectar temas primordiales como la economía de un país o la seguridad nacional si no se manejan de la manera correcta. En la actualidad, el juego de los hackers no consiste en apagar un sistema, ahora el atacante busca la data, por lo que su principal objetivo es mantener el ordenador encendido para retener la información y robarla. 

Una profesión en crecimiento 

Revista Mujer tuvo la oportunidad de entrevistar a Farrah Urrutia, Secretaria de Seguridad Multidimensional de la OEA, y a Alberto Ricord, Director Comercial para Centro América y Caribe de Trend Micro, durante el Cyberwomen Challenge realizado el pasado 26 de abril de la Ciudad de Panamá. Este "workshop" tiene como objetivo generar conciencia y formación, no solo en tecnología, sino específicamente en ciberseguridad.

Ambos especialistas coinciden en que la tecnología está avanzando a pasos agigantados y que, a pesar del progreso, estudios revelan que para el 2022 ya existirá un déficit de talento especializado en el área tecnológica, y sobre todo en la ciberseguridad, foco principal del workshop. “En los próximos años todas estas profesiones representarán cerca del 60% de las ocupaciones según estudios, y con este programa se trata de crear capacitación en el área”, expresa Farrah. “América Latina necesita personas capacitadas en ciberseguridad, y esta necesidad generará empleo en el entorno digital”, agrega.

Por su parte, Alberto Ricord está seguro que en la actualidad no se ha llegado ni siquiera a la mitad del crecimiento que se espera para esta área. “Esta es una de las carreras que seguirá creciendo y de la que se crearán nuevas profesiones centradas en la ciberseguridad. Por ejemplo, ahora vienen las casas y autos conectados a internet”, comenta.

El interés de la OEA en este tema va alineado con el programa de ciberseguridad que existe en la organización. Ella, como entidad, responde a los países miembros, y al realizar un Cyberwomen Challenge se están cumpliendo con dos de los mandatos del organismo según Farrah Urrutia. 

“Primero, capacitar y fortalecer institucionalmente a nuestros miembros en materia de ciberseguridad para que puedan responder todo tipo de  ataques cibernéticos. En segundo lugar, involucrar a la mujer para cerrar todas las brechas de género. Es este objetivo compartido que ha logrado que el gobierno de Canadá se interese en el programa y lo financie. Además, se decidió crear la alianza con Trend Micro por ser una empresa líder, con más de 30 años en el mercado, en el ámbito tecnológico”, comparte Farrah. 

En busca de la equidad de género 

Según datos proporcionados por la Organización de los Estados Americanos (OEA), de las mujeres que trabajan en la industria de las telecomunicaciones y tecnología solo el 11% se enfoca en ciberseguridad –en Latinoamérica se reduce al 8%– y solamente el 1% ocupa cargos ejecutivos en las empresas. 

La iniciativa del Cyberwomen Challenge se centra en el desarrollo de habilidades de ciberseguridad en las mujeres de la industria de las tecnologías de la información y comunicaciones (TIC) en toda América Latina, y pretende aportar al cierre de las brechas entre géneros a través de capacitaciones que les permitirán asegurarse un futuro en una de las carreras de mayor crecimiento en la actualidad. 

Alberto Ricord expresa que “workshops” como este son importantes porque educan a la profesional y les permite compartir conocimientos y diferentes puntos de vista para combatir un fin común. “Es difícil hacer un laboratorio dentro de una empresa. De hecho no se puede y sería contraproducente. Aquí replicamos un ataque con un ambiente controlado, pero para dar el conocimiento de qué hacer y las herramientas que deben usar en tiempo real”.

Ambos expertos consideran que las cifras expresan claramente el bajo nivel de participación que existe por parte de las mujeres en profesiones relacionadas a las TIC, y que debe realizarse un trabajo de concientización desde el colegio. “Creo que las escuelas ejercen un papel primordial en enseñarle a los jóvenes dónde está el futuro; la importancia que más personas puedan ser formadas en esto es por las necesidades que se van a formar. Desde mi punto de vista como panameña, creo que si tenemos una intención y un proyecto país de convertir a Panamá en una especie de “hub”, no es loco pensar que deberíamos prepara a más profesionales en materia de cyber seguridad. No solo mujeres, también hombres… y si podemos elevar el porcentaje de mujeres sería ideal. Esto aseguraría que muchas generaciones tendrían empleos y podrían cumplir sus necesidades y tendrían un futuro”, expresa Farrah. 

Para participar del OEA Cyberwomen Challenge se debe tener conocimientos básicos en redes, amenazas, Linux y Windows, así como formar parte de áreas de Seguridad, Infraestructura, Operaciones, Desarrollo, etc. La convocatoria se da a través de redes sociales y entidades del gobierno, y aunque este año no se tienen planes para otra convocatoria en Panamá, tanto Farrah como Alberto aseguran que el workshop regresará al país pronto. 

Ciberseguridad personal

Aunque el foco principal de Farrah y Alberto es la ciberseguridad empresarial y gubernamental, ambos profesionales hacen énfasis en la importancia del cuidado personal en el mundo digital. “Yo creo que debemos entender que todos los riesgos que veíamos como clásicos o naturales y sufriríamos físicamente, ahora se han trasladado a la red. En el universo digital se extorsiona y se reciben amenazas. Compartir datos de manera insegura puede generar dolores de cabeza, no solo económicos, también morales. Hay que tener cuidado con los datos, las contraseñas y el manejo de pagos porque los hackers están a la orden del día”, opina Farrah. 

Leer más: 9 consejos de ciberseguridad para cuando viajes

Por su parte, Alberto Ricord siente que “los jóvenes no visualizan el hecho de cuidar los datos. Tenemos una entidad digital y cada vez que se publica algo en las redes sociales se está dejando un espacio de seguridad que puede ser usado en contra. Ellos ven en las redes sociales una herramienta de compartir información. Todavía falta mucho a nivel de educación y se debe empezar desde las escuelas esta campaña de concientización”.

Recomendaciones

Farrah

  • La importancia de las contraseñas. Puede parecer muy engorroso tener que cambiarlas constantemente o tener varias para distintas situaciones, pero es una forma sencilla de seguridad.

  • En redes hay que tener cuidado con no poner números de teléfono, direcciones, ni tener redes públicas porque esto puede poner a uno en riesgo.

Leer más: Día del Internet Seguro: un reto cada vez mayor en la protección de la niñez en la web

Alberto

  • No utilicen las redes para publicar información personal

  • No utilicen las redes para bromas. Es algo muy común en los colegios y que se ve mucho entre los estudiantes.

  • Cuiden su información financiera; datos de banco, tarjeta de créditos…

 

  • Compartir: